La naturaleza, soñar con el mar, parece más un deseo que un sueño. Muchas habréis pensado en vivir cerca del agua, alejadas de la ciudad y disfrutando de la calma y la brisa marina. Anhelamos las vacaciones e ir a la playa al acabar los exámenes, tras una etapa de estrés o cuando queremos desconectar es cuando este deseo se aviva. Sin embargo, hay veces que el mar se cuela en nuestros sueños acercándonos a la naturaleza y queriendo decirnos algo. Según tu situación y el contenido del sueño, lo que soñar con el mar quiere decirte puede ser una cosa u otra. Este elemento de la naturaleza querrá decirte una u otra cosa según su estado durante tu sueño. Influirá el sitio con el que soñemos, la situación del agua, la limpieza, si estás dentro o fuera…

Por lo general, soñar con el mar refleja que estás cómodo, que tu mente se encuentra en calma y no hay problemas que te atormenten. Las preocupaciones se alejan de ti y estás lleno de vitalidad. Esto se ve potenciado si el mar está en calma, porque la tranquilidad ocupa la totalidad de tu sueño. Incluso si sueñas que estás nadando, estaremos reflejando aún más tranquilidad, más calma. Indicaremos que nos sentimos satisfechos con nosotros mismos.

Soñar con el mar revuelto, soñar con inundaciones, soñar con una ola gigante o soñar con maremoto de forma general representan obstáculos en tu vida. Tendrás que enfrentarte a situaciones complicadas. Si aparece un barco navegando que se ve agitado por la situación del mar, los obstáculos serán aún mayores. En aguas profundas todo puede mejorar si te enfrentas a un problema, lo que te abre esperanzas y paz ante obstáculos de la vida.

Si en el sueño estos fenómenos se ven continuados por un mar en calma, puedes estar tranquilo.

Si hablamos de soñar con el mar tranquilo representa un tiempo de felicidad y plenitud en la que la armonía se abre camino.

El mar brillante y tranquilo representa el éxito en tu vida, unido al reconocimiento de tus seres queridos.

Soñar con el mar nos muestra nuestro interior y nuestros sentimientos. El agua es símbolo de vida, de abundancia, de felicidad y sentimientos.

Me encanta sumergirme en tus sueños contigo.

Artículo de cartomancia.es