La Novena a San Expédito está realizada para que nos proporcione ayuda económica con rapidez. También para resolver cosas urgentes y relacionadas con la justicia.

Para recitar la Novena a San Expédito necesitas una vela de color amarillo e incienso de jazmín.

Novena a San Expédito

Se realiza el mismo rezo durante los nueve días de la Novena a San Expédito:

Señor, ten piedad de mí.

Jesucristo, ten piedad de mí.

Señor, ten piedad de mí.

Jesucristo, óyenos.

Padre Celestial,que sos Dios, ten piedad de mí.

Santa María, Reina de los Mártires, ruega por mí.

San Expédito, invencible atleta de la Fe, ruega por mí.

San Expédito, fiel hasta la muerte, ruega por mí.

San Expédito, que todo perdiste para ganar a Jesús, ruega por mí.

San Expédito, que fuiste atormentado, ruega por mí.

San Expédito, que pereciste gloriosamente por la espada, ruega por mí.

San Expédito, que recibiste del Señor la Corona de Justicia que prometió a los que le aman, ruega por mí.

San Expédito, auxilio de los que pierden cosas, ruega por mí.

San Expédito, patrono de la juventud, ruega por mí.

San Expédito, auxilio de los estudiantes, ruega por mí.

San Expédito, modelo de soldado, ruega por mí.

San Expédito, patrono de los viajeros,  ruega por mí.

San Expédito, salvación de los enfermos, ruega por mí.

San Expédito, consolador de los afligidos, ruega por mí.

San Expédito, apoyo fiel de los que esperan en vos, ruega por mí.

San Expédito, yo te suplico, no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy, ven a mi auxilio.

Jesús Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, perdóname Señor.

Jesús Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, ten piedad de mí Señor.

Jesús, óyeme.

Jesús, escucha mi oración.

Que mi voz llegue a ti, Señor.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria